lunes, 30 de enero de 2017

La gestión del estrés: una lucha contra uno mismo

En la vida profesional siempre hay rachas o más que rachas que suponen un esfuerzo físico y emocional considerable…, es algo contra lo que es difícil luchar ya que viene impuesto por un mundo que va a toda prisa y una autoexigencia personal que no nos deja relativizar o poner un poquito de frivolidad al tema.

Uno de los aspectos a cuidar para retener el talento es el salario emocional que como organización, departamento…, podamos ofrecer a los colaboradores: conciliación, flexibilidad, confianza, respeto, desarrollo, reconocimiento, equilibrio, en definitiva: bienestar.

En este post me gustaría hablar de cómo el estrés llega a bloquearnos y qué podemos hacer para salir de ese círculo vicioso.
Algo que me costó entender pero que una vez que lo aceptas y lo compartes todo es más fácil, es que el estrés es nuestro aliado, nos permite ser más rápidos, más ágiles y conseguir resultados que de otra manera no sería posible… a nuestros antepasados incluso les salvaba a vida cuando lograban subirse a un árbol perseguidos por un animal salvaje. El problema no es estresarnos de vez en cuando, es vivir en continuo estado de estrés durante meses y años.
Dicen que el estrés es el asesino silencioso, poco a poco va mellando nuestra salud sin que nos demos cuenta y cada vez vamos aceptando que esta realidad no puede cambiarse. 
Si puede cambiarse. La reacción de cada persona ante una misma realidad es distinta, por lo que trabajando sobre como percibimos la realidad y sobre algunos hábitos concretos podemos mejorar la situación.
Algunas técnicas que tienen buenos resultados son:
  • Hábitos saludables de alimentación: Aumentar la cantidad de frutas y verduras en nuestra dieta, reducir la carne, las bebidas azucaradas , las grasas saturadas…Comer 5 veces al día. Cuidarse conscientemente nos hace sentir mejor y vemos mejor.
  • Ejercicio físico: No hace falta participar en un maratón, pero si tener una vida activa, sobretodo si nuestro trabajo es sedentario. En los programas de Bienestar Corporativo, suelen incluir el Scretching que es una técnica de estiramientos muy saludable
  • Hacer pequeños descansos en la jornada laboral: estirar las piernas y los brazos, mover los dedos, descarga tensión y hace que volvamos con más energía.
  • Relajarse y respirar:  Como para los deportistas, para los profesionales el tiempo de descanso es igual de importante que el tiempo de trabajo, técnicas como mindfulness o el yoga pueden ayudar.
  • Disfrutar: Buscar momentos para hacer aquello que nos gusta, pintar, leer, escribir, ir de compras, pasear… hacerlo y disfrutarlo profundamente.
  • Relativizar: Nada es más importante que la salud, por lo que ¿para qué estresarse?
¿Has probado alguna otra técnica para gestionar el estrés laboral?



Si te ha resultado interesante este post, no os olvides  comentarlo para aportar entre todos más ideas ¡Gracias por pasaros por el blog!

9 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias!, me alegro que estos consejos te sean de utilidad. He tenido épocas de mi vida con mucho estrés y estas técnicas realmente me han ayudado. Todo empieza con comer bien y ser capaz de desconectar.

      Eliminar
  2. Muy buen post.

    Fantásticas recomendaciones que todos nosotros deberíamos de seguir.

    Me gustaría que conocieses el libro "superpoderes del éxito para gente normal". Es de un escritor que se llama Mago More y va muy en el hilo de lo que Tú nos hablas en este post.

    Realmente, todos tenemos en nuestra mano aplicar unos simples hábitos saludables para estar muchísimo mejor con uno mismo y con los demás.

    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gustavo!, Tengo pendiente leer algo del Mago More, me lo apunto. Le he visto en una conferencia y me encantó, tiene una historia personal interesante y es un comunicador fantástico combinando el humor con grandes reflexiones. Todo un maestro!.

      Gracias por tu comentario y espero que vuelvas pronto a visitarnos. Un saludo

      Eliminar
  3. Excelente artículo. Y muy buenos consejos a tener en cuenta, como medida sistémica, es decir, hay que convertirlos en premisas habituales, rutinarias. Es muy importante también aprender a indagar hacia tu interior, no es malo observarse a uno mismo siempre que focalices el estado que sientes en cada momento desde la percepción inmediata de tu alrededor. Y procurar no pensar en el pasado por hechos que ya no tienen remedio, ni agobiarse por el futuro a largo plazo, aunque sea necesario tomar decisiones cada día. Si objetivizamos los problemas y los errores relativizando y pensando que no hay cosas que no tengan solución, al menos, parcial, nos sentiremos más seguros y tranquilos frente a la incertidumbre y el estrés, sobre todo, el que se prolonga por un tiempo largo e indeterminado. Por ejemplo, practicar la meditación puede ser muy efectivo para relajar mente y cuerpo y no estar siempre pendiente de las causalidades externas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante tu reflexión... ¡cuanta fuerza perdemos por pensar en el presente y en el futuro y no disfrutar del aquí y el ahora!!. Es importante controlar los pensamientos de nuestra mente y no que ella nos controle, de esta manera el nivel de estrés se reduciría muchísimo. Gracias Marisa por el comentario y seguimos en contacto.

      Eliminar
  4. Muy buen post. Como bien dices, es necesario un cierto nivel de estrés; lo malo es cuando se prolonga y se convierte en un estrés crónico. Por ello, hay que tratar de encontrar un hueco en el día a día y dedicar ese tiempo a nuestros hobbies, a descansar y a hacer ejercicio físico, ya que todo ello también es necesario y además nos ayudará a sacar más provecho del tiempo que dediquemos a nuestros menesteres. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En nuestra sociedad, el estrés crónico es un mal muy común que nos hace envejecer de forma apresurada y no disfrutar de las ventajas que tenemos ahora, si nos comparamos con nuestros padres y abuelos.
      De acuerdo contigo en que el tiempo de ocio nos hace ser más productivos y creativos, es algo que está comprobado..., no hay excusas para nos disfrutar todo lo que podamos :-) Gracias Herencia de la ciencia y espero que nos veamos pronto por aquí. Un saludo!

      Eliminar