jueves, 22 de diciembre de 2016

Cuestión de Confianza

La realidad en la que vivimos nos hace permanecer alerta y desconfiados de aquello que percibimos, buscando siempre un doblez en las actitudes y en los hechos. Desde pequeños nos enseñan a desconfiar tanto de conocidos como de extraños porque nunca se sabe….


En el mundo empresarial ocurre lo mismo, la desconfianza de los inversores nos lleva a poner en marcha múltiples controles, auditorías…, la desconfianza de nuestro jefe nos obliga a defender día a día nuestro trabajo, la desconfianza sobre nuestros colaboradores nos hace pedir muchas explicaciones…, en definitiva, genera esfuerzos y desgaste innecesario, ¿qué pasaría si hubiera un cambio de actitud? ¿pensáis que la confianza hace mejores a los que la reciben?.


En mi experiencia, recibir la confianza de tu jefe, compañeros, colaboradores, de tu pareja, tus amigos… es un superalimento que te llena de energía y que te ayuda a dar lo mejor de ti para mantenerla y no defraudar a la otra parte…. Esto no significa ignorar señales de alerta, pero si vivir la vida desde una Confianza inteligente.


Si te ha resultado interesante este post, no os olvides  comentarlo para aportar entre todos más ideas ¡Gracias por pasaros por el blog!

No hay comentarios:

Publicar un comentario