jueves, 16 de junio de 2011

Coacheando a los que te rodean

Lo que más me  fascina de la utilización del coaching como herramienta de desarrollo son los  resultados desde el corto plazo y la libertad absoluta del coachee para tomar sus decisiones, sin juicios y sin orientaciones.

Muchas veces, el desarrollo va unido a "tienes que", "deberías", "tendrías que cambiar", "tienes que aprender a"... y ¿existe  resultado?.  La libertad es un derecho fundamental del ser humano, libertad para pensar, para opinar y como no, para dirigir  tu vida personal y profesional. Desde la libertad y la confianza se puede decidir cambiar y aprender nuevos comportamientos, nuevas realidades y ayudar a otros a conseguirlo. ¿lo has  intentado? ¿te ha costado morderte la lengua para no dar un "consejo magistral" que de solución a sus problemas? .



Si te ha resultado interesante este post, no os olvides  comentarlo para aportar entre todos más ideas ¡Gracias por pasaros por el blog!