viernes, 17 de diciembre de 2010

Seleccionando talento

Desde  hace años, la selección de personal, se ha centrado en la selección de candidatos proactivos, empáticos, optimistas, flexibles, polivalentes, con capacidad de adaptación al cambio…, pero:




·         ¿se han adaptado las universidades y escuelas a estos nuevos requerimientos?

·         ¿qué ocurre si contratamos un candidato de estas características en un equipo reactivo o en una empresa burocrática?

·         ¿se puede medir la  flexiblidad o el optimismo del  personal o es cuestión de feeling?


Una vez realizada la selección, es el mando (sobre todo intermedio), el que tiene el papel de motor del cambio y desarrollador de habilidades de sus equipos.


·         Identificando miedos y frenos ¿existe libertad de acción? ¿se escuchan las propuestas? ¿se valoran? ¿se implementan?
·         Estableciendo responsables de tareas, de forma madura y sin paternalismos
·         Fijando objetivos a conseguir a corto y medio plazo
·         Realizando seguimiento de las tareas
·         Dedicando tiempo al feedback, al desarrollo y al establecimiento de  planes de mejora
·         Favoreciendo la comunicación y la confianza
·         Estableciendo normas claras

El desarrollo de habilidades en una carrera de fondo, en la que avanzaremos observando buenas prácticas, leyendo, mediante coaching y el feedback de los que nos rodean.

.

Si te ha resultado interesante este post, no os olvideis  comentarlo para aportar entre todos más ideas ¡Gracias por pasaros por el blog!

No hay comentarios:

Publicar un comentario